Método Montessori

«La esencia de la educación Montessori es ayudar al niño en su desarrollo y ayudarlo a adaptarse a cualquier condición que el presente le requiera»

María Montessori

La doctora y pedagoga italiana María Montessori desarrolló un nuevo método de educación a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, que podríamos definir sencillamente con una de sus citas:
“Ser libre o morir”.
Y es que el principio de este nuevo modelo educativo “el de dejar hacer”. En él resalta en todo momento al niño como protagonista del proceso educativo en el que el adulto actúa meramente como guía, y es el niño el que a través de la exploración y comprobación va construyendo su aprendizaje de forma libre. Se trata de una pedagogía experimental con rigor científico en la que el centro de la observación es el niño.
El guía es considerado un observador, que se dedica a explorar detenidamente el progreso de cada niño, sus ritmos de aprendizaje, sus dificultades, etc. Es el guía quien con ayuda de sus registros diarios, sabe cuándo y cómo debe presentar el material al niño.Es para ello necesario un ambiente basado en la autonomía, la libertad de elegir, la independencia, un ambiente enfocado al mundo infantil en todos los aspectos: un ambiente Montessori.
 Como resultado encontramos a un niño que se siente capaz, seguro y con confianza en sí mismo, formando en él las bases fuertes de su personalidad.

En “Kiddy Love: My First British Center” hemos adaptado tanto materiales didácticos como mobiliario y estancias acordes a esta pedagogía, para favorecer así una correcta evolución del niño y sacar de él sus mejores posibilidades y capacidades, atendiendo a sus diferentes niveles de desarrollo. El niño tendrá la libertad de elegir qué quiere trabajar y en qué momento.
Asimismo y teniendo presentes los principios marcados por María Montessori, lograremos que los niños aprendan desde el amor, el respeto, y la justicia, educando como ella decía, para la Paz.